Los accidentes son inevitables. Los derrames, averías y arreglos no siempre se pueden planificar. Pero planificar su mantenimiento puede ayudarle a prevenir algunos de estos accidentes en primer lugar. Por eso es importante elaborar buenas listas de comprobación del mantenimiento predictivo y preventivo para sus activos y edificios.

El mantenimiento predictivo y el preventivo son procedimientos planificados para mantener sus activos funcionando sin problemas. La principal diferencia es que las tareas de mantenimiento predictivo generalmente se realizan cuando las máquinas se encuentran en modo de producción, y el mantenimiento preventivo se realiza cuando las máquinas están apagadas.

El mantenimiento predictivo monitorea directamente las condiciones y el rendimiento de los activos durante sus funciones normales y así reducir la probabilidad de fallas. Su objetivo es ahorrar en costos de mantenimiento al reducir la frecuencia de las actividades de mantenimiento, las averías no planificadas, y al eliminar el mantenimiento preventivo innecesario. Mediante el aprendizaje automático y la inteligencia artificial (IA) se pueden rastrear fallas y reparaciones de los equipos para predecir problemas que puedan ocurrir en el futuro. Un ejemplo sería el análisis de vibraciones de un activo. A través de un software de gestión del mantenimiento computarizado (o CMMS en sus siglas en inglés) se puede generar una orden de trabajo automáticamente, en función de los resultados del mantenimiento predictivo.

El mantenimiento preventivo se realiza regularmente en un activo o ubicación para disminuir la probabilidad de que falle. Se puede configurar en un horario basado en el tiempo, como una inspección mensual, o crear una alarma basada en el uso, como un automóvil que necesita cambiar su aceite cada 3.000 millas.

Si bien un software de gestión del mantenimiento computarizado (o CMMS) puede ayudarlo a rastrear su mantenimiento correctivo, su fortaleza proviene de un proceso de mantenimiento planificado bien organizado y bien ejecutado. Proponer una lista de comprobación para su mantenimiento predictivo y preventivo es vital para mantener sus instalaciones y equipos funcionando de manera segura y eficiente. Por supuesto, su lista de comprobación de mantenimiento dependerá del tipo de instalación y equipo que esté utilizando, pero a continuación proponemos una guía general de problemas de mantenimiento que abordar: 

Para el personal:
  1. Inspeccione el equipo de protección personal, incluidos los anteojos de seguridad, guantes, respiradores y otros equipos, y reemplace todo lo que esté desgastado o dañado.
  2. Mantenga todos los botiquines de primeros auxilios en stock, especialmente después de su uso.
  3. Revise y reponga todas las estaciones de lavado de ojos y botellas.
  4. Inspeccione, repare o reemplace cualquier kit de protección contra caídas.
Para el equipo:
  1. Asegúrese de que la maquinaria esté libre de escombros.
  2. Limpie las superficies de la máquina de lubricante, suciedad y otros desechos.
  3. Inspeccione regularmente las herramientas por desgaste.
  4. Revise rutinariamente todos los niveles de fluido de la maquinaria y los filtros de aire y reemplácelos según sea necesario.
  5. Calibre las máquinas de manera regular.
  6. Revise posibles daños en las correas de manera regular.
  7. Limpie las correas y otros equipos que estén en contacto directo con materiales e inventario.
  8. Revise y mantenga los motores y otras fuentes de energía.
 Para edificios e instalaciones:
  1. Asegúrese de que exista suficiente espacio entre los equipos.
  2. Confirme que las áreas de seguridad y precaución estén suficientemente marcadas y delimitadas.
  3. Mantenga los pasillos y otras áreas de tráfico libres de residuos u otros materiales.
  4. Garantice que los cables estén bien asegurados y no presenten ningún peligro.
  5. Revise las barandas de las escaleras y pasarelas de manera regular.
  6. Inspeccione los elementos estructurales del edificio.
  7. Revise y repare exhaustivamente los sistemas de construcción (electricidad, fontanería, red).
  8. Examine los detectores de incendios y cumpla con las regulaciones locales.
  9. Evalúe los terrenos externos, incluidos los estacionamientos, en busca de peligros.
  10. Revise el tejado.
Para vehículos:
  1. Verifique los niveles de combustible.
  2. Verifique los niveles de líquido refrigerante y anticongelante utilizando medidores o varillas de medición.
  3. Asegúrese de que todos los elementos de seguridad, como los frenos, las bocinas y la dirección, funcionen correctamente.
  4. Programe sesiones de servicio regulares para problemas de conducción, como fallas de encendido e intervalos aproximados de inactividad.
  5. En caso de accidentes, asegúrese comunicarse con el personal pertinente para que reparen los vidrios rotos y las ventanas.
  6. Mantenga un registro de cuándo reparar los calentadores y aires acondicionados de todos sus vehículos.
  7. Inspeccione y cambie sus correas de transmisión cuando sea necesario.
  8. Examine las baterías y los contactos en caso de que los vehículos se calienten.

Para obtener más información contáctenos al +1 (262) 241-3845, envíenos un correo electrónico a miap@eaglecmms.com, o regístrese para una demostración en vivo gratuita.